El feedback negativo destruye la motivación

El feedback negativo destruye la motivación

Por muy creativos que pensemos que somos, o aunque lo hayamos demostrado en múltiples ocasiones, está claro que no siempre tenemos a las musas de nuestra parte. Lo malo es que la falta de creatividad no siempre depende de nosotros, de si hemos dormido 8 horas, de si hemos consumido determinado tipo de sustancias (y en dosis suficiente), si hemos discutido con nuestro novio/a o de si hemos visto a Carmen Lomana tirarse de un trampolín y esa visión nubla cualquier atisbo de raciocinio creativo.

Esa magnum 44 está apuntando a tu creatividad...

Esa Magnum 44 está apuntando a tu creatividad…

Más allá de estados de ánimo puntuales y aptitudes personales, es importante reconocer varios impedimentos en el proceso creativo para aquellos que trabajamos en actividades relacionadas con la innovación y la aportación de ideas creativas. Y no nos referimos solamente al ámbito del diseño, la publicidad o el marketing, la creatividad es fundamental hoy en día como elemento diferenciador en multitud de áreas y sectores, tanto relacionados con el mundo de los negocios y la economía como a la hora de enfrentarnos a retos personales o incluso domésticos.

1. No se puede ser bueno en todo

Como dijo Einstein, “Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar un árbol, pasará toda su vida pensando que es un estúpido»

Poner a una persona a desempeñar una tarea para la que no está capacitado es una manera segura de matar la creatividad. Damos lo mejor de nosotros mismos cuando estamos ocupados pero no superados por la labor que tenemos que desempeñar, si no somos capaces de manejar la situación que tenemos entre manos, lo más seguro es que entremos en shock creativo por bloqueo mental.

2. Restricciones externas

Aunque algunas veces sentirnos arrinconados potencia nuestra creatividad para encontrar una salida, una idea, las restricciones impuestas desde fuera son casi siempre algo muy negativo para el pensamiento creativo. Los ambientes de trabajo en los que se imponen «demasiados» criterios preestablecidos o mensajes «subliminales» de nuestros superiores acerca de que nuestras ideas son «excesivamente innovadoras» pueden acabar minando nuestro ánimo creativo.

3. Racionamiento de recursos

Esta claro que el dinero y los recursos físicos y tecnológicos son importantes para la creatividad, pero lo son más aún los recursos mentales incluyendo el disponer de suficiente tiempo.

La gente creativa es capaz de re-encuadrar los problemas mejor que las personas que no lo son. Esto significa que son capaces de buscar soluciones variadas desde diferentes puntos de vista y este proceso lleva su tiempo. Tener poco tiempo y recursos para afrontar los problemas y buscar soluciones a veces nos hace perder más tiempo pensando en las restricciones que tenemos que en la propia búsqueda de la solución.

4. Falta de diversidad social

Cuando trabajamos en grupo muy homogéneo podemos tener muchas ventajas en distintas fases pero tiene un coste: el grupo en sí es menos creativo. Si ya de por si tendemos a adquirir las costumbres e ideas de las personas con las que compartimos, si además pensamos y creamos de la misma manera estaremos limitando nuestra propia capacidad creativa. Intenta rodearte de gente que aporte nuevos puntos de vista.

5. Feedback negativo

Es complicado seguir aportando ideas novedosas si no nos dan una palmadita en la espalda de vez en cuando. Cuando percibimos que nuestras aportaciones nunca son refrendadas por los demás, la creatividad se ve lastrada por la idea del fracaso. «Para que voy a proponer nada si me van a decir que es una basura…». Los creativos viven del impacto de sus ideas en los demás, sin feedback positivo su motivación muere.

¿Qué cosas matan tu creatividad? Cuéntanos tus experiencias, si haces algo especial para motivarte ante un nuevo proyecto, cuales son tus fuentes de inspiración.

Nos vemos en Nowe!

Este artículo es una traducción adaptada de The 5 Most Dangerous Creativity Killers – 99u.com