¿LEGIBILIDAD O CREATIVIDAD?

Uno de los conceptos más complicados pero a su vez más determinante a la hora de acertar con un buen diseño es el tipo de letra elegido.  ¿Tenemos que renunciar a la legibilidad si queremos ser creativos? NO. Ser creativo no es llenar todo de fotos y mezclarlo con colores absurdos y utilizar cinco tipos de letra diferentes sin sentido.  Esto es como elegir tu ropa para un evento.

Aquí van algunos consejos para elegir un buen tipo de letra:

  1. Distinguir titulares y texto principal. En el primer caso puedo arriesgarme a ser un poco más creativo utilizando tipos originales, pero en el segundo caso, lo más importante es que la lectura del texto sea fluida y clara (el tipo de letra puede ser también original) ya que de no ser así un lector puede perder el interés por ese texto.
  2. El texto forma parte del mensaje. Quiero decir que  no nos debemos conformar con poner un texto bonito y legible, también debemos conocer la historia de esa fuente tipográfica y que sirva para potenciar el mensaje. Esto es algo que están demandando mucho en el mundo editorial y  web. Un ejemplo:  si quiero mostrarme cercano a la hora de presentar mi currículum  utilizaré una fuente script (bien legible) que simula la escritura a mano. Pero si me dedico a la arquitectura, mi fuente tipográfica debe ser algo más equilibrada, proporcional y bien construida.
  3. ¿Tamaño y espaciado? El tamaño de la letra así como el ancho de las columnas y la separación entre caracteres y líneas nos lo va a dar el formato de la página en la que se va a maquetar el texto. Todo está estudiado al milímetro para conseguir una lectura agradable y fluida, como ya he comentado antes. Os recomiendo un libro en el que se demuestra con datos, incluso matemáticos estas técnicas. (Manual de diseño editorial del autor: Jorge de Buen Unna).
  4. ¿Formato? Opentype, sin dudas. Ya ha mejorado lo suficiente para utilizar todos los recursos que lleva esta fuente: la utilización en diferentes lenguas, su compatibilidad con Mac OsX y Windows y la utilización de más de 256 glifos.Hacen de las fuentes tipográficas Opentype la opción más acertada. La única pega está en conseguir la fuente completa ya que en algunas web de descarga gratuita estos tipos de letra se descargan sin algunos caracteres.

 

EJEMPLO DE LO QUE NO HAY QUE HACER: